domingo, 5 de julio de 2009

La crisis del Turismo


Empiezan ya las primeras voces de los agoreros de siempre a hacerse sentir. Esta vez, con que si la primera fuente de ingresos nacional, el turismo, va a sufrir la misma clase de desplome, o peor, que los otros sectores de la economía. Según ellos la atención que antaño dispensábamos a nuestros huéspedes era cálida y acogedora, para con el tiempo haber ido poco a poco tornándose en indiferente e incluso ya hasta despreciativa. Algo así como de sirviente que ha hecho fortuna, y que se la quiere restregar por las narices a su antiguo jefe.

Ello, pues, unido a que nuestra costa se ha transformado en un muro de ladrillo con vistas al mar, y que los precios se europeizan cada vez más (eso sí, a despecho de los salarios), provocará el que nuestros visitantes de siempre se lo piensen mejor y elijan un destino diferente para sus vacaciones.

Pero... ¡¿Es que esta gente piensa?! ¿Cabe en cabeza alguna suponerle al individuo de la foto la articulación de pensamiento o reflexión mínimamente elaborada?

Los personajes como el retratado solo le piden a nuestro pais sol y alcohol. La cerveza se la traen ellos de sus paises, y con el embutido y las hamburguesas tres cuartos de lo mismo... Y por la noche, duermen la mona a la intemperie en el primer parque o arenal que les coge todavía conscientes. ¿Qué tan terrible pérdida es pues la que le acarreará a nuestra economía el que estos vándalos dejen de acudir a nuestras playas?

El turismo de calidad, el que se deja todos los ahorros de su vida en el Casino - como por ejemplo el que visita Monaco (paraje no menos densamente enladrillado) - jamás se planteará seguir los pasos de estas hordas bárbaras.

Así que no nos inquietemos tanto. El pack básico, fiesta y siesta, seguirá contando con su clientela fiel de toda la vida. Y continuaremos siendo la pequeña plazuela, a desmano de la "high class", donde la adolescencia europea se junte para hacer el botellón.

1 comentario:

bellota_b dijo...

En Chile estamos destinados a el maldito prejuicio de ser sinverguenzas con los turistas.Que aprovechamos el buen dolar que traen para solventar nuestros vicios.
En todos lados se cuecen habas.

Saludinesssssssssssssss !!! ;)
gracias por conocer mi antro.