martes, 21 de diciembre de 2010

Brindemos por la Navidad


¡Tres hurras por la Navidad!

Llegar hasta aquí no ha sido tarea fácil, pero tampoco difícil. Hubieramos llegado de todas todas, porque el sistema se cuida bien de mantenernos vivos, y que produzcamos, consumamos y volvamos a producir, en ese ciclo sin fin que nos encadena a nuestra bola de plomo.
El año que viene tal vez estemos en el paro, o bajo tierra, o casados con la duquesa de Alba, qui lo sá!, pero hasta entonces portaremos con orgullo nuestra condición simiesca.

No nos engañemos, no pensar es lo verdaderamente útil.

Ni siquiera sé porque escribo este post. ¿Será porque se acerca la Navidad? ¿Qué era la Navidad? ¿Por qué en invierno con el frío que hace?
Este maldito sistema de mierda sabe las respuestas a todo pero se las guarda.
¿Para cuando un Wikileaks que me responda a estos interrogantes, que son los que realmente me interesan a mi?
No sé, todo esto me parece tan absurdo...

En fin, Feliz Navidad a todos los que leeis estas mamonadas. Gracias por no abuchear al "artista" y brindemos con agua del grifo, si no queda otra.
Siempre hay algo que celebrar. Por ejemplo:
¡Que vivan las muñecas de Famosa!

7 comentarios:

Merce dijo...

Cuando encuentres ese wiki, pásamelo ¿vale? que yo también tengo unas pocas preguntas...

Besos.

Alice se perdió dijo...

Eres lo peor de lo peor, por eso me encantas. Yo no te voy a felicitar, ni lo voy a hacer en mi blog, como tú... ¿Seré aún peor?

Seguro que a lo largo del año hay cosas mejores y más impredecibles que felicitar, así que me reservo...

De cualquier forma, te envío un beso, como siempre...Como sé que no te va a llegar... :-)))

Food and Drugs dijo...

Merce:
A mi la pregunta del millón ya me la respondieron esta mañana los niños repelentitos esos de san Ildefonso
;-)

Arancha:
Claro que eres peor, la mujeres sois todas de la piel de Barrabás.
Jajaja
Un beso para ti también
;-)

Fiebre dijo...

¿Las muñecas esas de Famosa esas eran hinchables?

Es que no sé, no sé...tal afición tuya por los juguetes me da que pensar.

Yo he notado que son Navidades en que estoy (día 31 cerca de las 21.00 horas) delante del ordenador un rato y la casa huele a cordero que lo flipas...

Por lo demás como que me da igual. Cuando termine de currar el día 10 y me pille mis 15 días escenificaré mi propio "nacimiento".
Soy rubia, hasta ahí doy de sí....

Feliz noche salao.

Food and Drugs dijo...

Fiebre:
Las muñecas hinchables nunca han querido de mi más que relaciones puntuales y clandestinas. Y yo, mísero de mí, bebiendo los vientos por ellas, intentando sacar a flote lo nuestro... En vano.
;-)

Juanjo dijo...

Estas fiestas son muy antiguas, y lo que verdaderamente se celebra son las ganas de que se acaben las tinieblas y el frío y venga la luz.

Muy adecuadas para los tiempos que estamos, por supuesto, aunque no tengamos con qué brindar.

Food and Drugs dijo...

Juanjo:
Si por mi fuera, el invierno duraría los días justos entre Nochebuena y reyes, y el resto a negociar entre primavera y verano.
El otoño como mucho, que se coja unos pocos días de permiso.
:-)