lunes, 24 de mayo de 2010

Mire usted... Siente la cabeza.

Ay, esta edad del pavo que no se me quita.
Es peor que un dolor de muelas.
¿Cuando, y quiero decir, cuando, encontrarán por fin una cura?
Cada vez peinando más canas (no tantas como al amigo de la foto, eso sí), y no soy capaz todavía de encauzarme por la senda de la madurez y el autocontrol. Mire usted.
De hecho ya casi cuarentón, y preocupándome de si aflora o no aflora (que va a ser que no) la tableta de chocolate, para poder ser un chulopiscinas este verano.
¡Váyase, señor Lorzalez!
¡Váyase!

Es triste tener que envejecer, pero es más aún no saber envejecer.
Vale, lo viejuno no mola. Eso del galán de sienes plateadas se lo cargó el "just for men"... Pero, mire usted, tenemos un proyecto ganador. Hemos reducido nuestro consumo de Cola cao en media cucharada porcentual. Estamos dando pasos significativos.
Sacaremos adelante nuestra reforma, y devolveremos su dignidad a esos millones de enfermos del síndrome de Peter Pan que viven en la clandestinidad.

Sólo os pido vuestra desconfianza.

¡Botadme!

4 comentarios:

Merce dijo...

Crisis de edad, quizá???
Si te sirve de consuelo, yo cada vez tomo más colacao y me tiño las canas.

Besos, jovenzuelo. ;-)

ave de estinfalo dijo...

estas crisis.. a ver que tan duro me pegan a mi cuando me lleguen

:S

sale cuidate mucho

Eva dijo...

Si estas hecho un chaval....
Salut y a cuidarse...

Fiebre dijo...

A ver...

No hay nada más triste que un hombre al que miras y lo ves tan perfecto que intuyes que no disfruta de unos buenos callos, ni de un potaje de garbanzos, ni de un chuletón con patatas fritas (nada de ensaladita).

Y por si te sirve de consuelo, los señores Lorzales tienen unos flotadores ´ande agarrarse en el asunto del fornicio ese... que da gusto la bicicleta.
¡Y ya! Que me estás poniendo tonta...

(A tu pregunta de la caducidad de la Cara B, mándame un mail y lo intento arreglar, está fallando mucho el tema... pero no menciones la existencia de una segunda opción en mi casa juas...
(Precisamente lo creé porque se me iba de las manos la "privacidad")