viernes, 22 de octubre de 2010

Una cuestión de tamaño. Siempre.



Sin la música la vida sería un error» (Crepúsculo de los ídolos, § 33).
Friedrich Wilhelm Nietzsche. Filósofo alemán.
Desde luego, escuchando la 5ª sinfonía de su compatriota Beethoven, huelga decir que no debió tropezarse con ningún dilema moral para llegar a esta conclusión.
Aunque según cuentan con el po-po-pon lo que trataba de recrear es a la muerte llamando frenéticamente a la puerta para llevárselo al otro mundo.
Me refiero, por supuesto, a Beethoven el músico, el que era sordo. No el perro.
Pero si he colgado este enlace de You Tube es porque sé de buena tinta que a algunos/as colegas blogueros, como por ejemplo Merce, les va a gustar mucho.
Yo, eso vaya por delante, flipé, y espero que el fulano que lo hizo tenga muchas visitas y reproduciones en su canal de You Tube, porque se lo merece.
Recapitulando: Estoy de acuerdo con Nietzsche en lo que dijo sobre la música, un error total, gigantesco, tremebundo, peeero... Reconozcamos que el muchacho era un pelín amargado, y que a veces se comía el tarro más de lo debido... En fin su buena fama se ganó. Pero como decía, yo añadiría algo más. Algo más que la música a secas.
Yo añadiría la risa y el buen humor.
Sin ellos la vida no es que sea un error... ¡Es que no es vida!

2 comentarios:

Merce dijo...

Me ha encantado, mucho mucho. Me ha gustado el vídeo, la música of course. Pero sobre todo me ha gustado que te acuerdes de mí. Eso en realidad me ha emocionado. :-)

Gracias. Un beso.

Arancha C. dijo...

En el curro no puedo ver el vídeo, así que, cuando me dediques algo, que sea un dibujito, jejeje...

P.D. Merce, ¡estoy celosísima! :-)