lunes, 2 de mayo de 2011

Aliviarse en público



Hoy numerosos políticos y líderes mundiales han manifestado su "alivio" por el éxito de la operación de comandos estadounidense que ha acabado con la vida de Bin Laden, el terrorista más sanguinario y más buscado del planeta.

Con todo, yo creo que muchos de los que utilizan esta palabra - "alivio" - lo hacen únicamente a modo eufemismo para no herir sensibilidades. Tal vez expresiones como satisfacción, alegría, gozo, o incluso felicidad, se hubieran adaptado mejor a lo que en realidad son sus convicciones personales.

Sea como sea, en quien no cabe duda de que, si utiliza la palabra "alivio", lo hará con todo el peso y en toda la magnitud de su significado, sin aditivos ni colorantes, será en el caso del anterior coordinador de IU, Gaspar Llamazares.

El podrá dormir tranquilo, pero... ¿los demás?

Seguramente el FBI, o la CIA, ya estará de nuevo manos a la obra en alguno de sus trabajitos de cortar y pegar, para que no caigamos en la monotonía del día después, sin un supervillano hacia el cual podamos canalizar todos nuestros odios y miedos residuales del día a día.


Con fecha de hoy, bla, bla, bla y bla, bla, bla, se abre la convocatoria de plazas para la vacante de malo malísimo del mundo mundial.

5 comentarios:

Alice se perdió dijo...

Aliviarse en público está muy feo. A mí la noticia me ha dejado indiferente. ¿Qué ha solucionado la dichosa muerte? Sigo buscando la puerta para bajarme de este planeta y no hay manera... :-)

Merce dijo...

Parece que ahora ya Bin Laden tenía poco peligro... que ahora es cuando la cosa se puede poner más fea... ¿más?

Food and Drugs dijo...

Arancha:
No se gana nada matándolo. El único que gana es el que sea lugarteniente de Bin laden que ahora es el que corta el bacalao en Al Qaeda.
Besos
;-)

Merce:
El problema es que seguirán surgiendo pringaos suicidas que se exploten en los metros y aeropuertos. Porque los jefazos... Ellos no tiran de la anilla.
Besos
:-)

Fiebre dijo...

No tengo yo nada claro si esto no servirá para echar más leña al fuego...

Food and Drugs dijo...

Fiebre:
Ya, claro, y que luego vengan todos los bomberos esos del calendario a apagarlo.
Que no te tengo yo calada a ti, ni na, rubia!!!!
;-)
besos