martes, 12 de abril de 2011

Filosofía de barrio

La verdad no vende.
Y no es por que lo diga yo.
No es la crisis, no es la competencia desleal de las grandes superficies comerciales... O tal vez sí.
El hecho dramático es que hoy por hoy ha terminado siendo despreciada.
No es que su pasado fuera gran cosa, la gente entraba y salía de ella cuando le convenía, pero al menos era tenida en cuenta. Era un referente a la hora de conducirse por los caminos de la vida.

Hoy ya ni eso. Sus fieles le han dado la espalda. La han abandonado. Nada de lo que antaño les hubiera podido ofrecer les seduce.
Quizás la han dejado por imposible.

Technical data
Date: Esta misma tarde.
Theme: Comercio de Ourense fosilizado.
Author: Mi persona humana.

4 comentarios:

Merce dijo...

Vas paseando por el centro y casi a diario se ven tiendas "de toda la vida" que cierran porque no les queda otra.

Y cada vez más centros comerciales...

Alice se perdió dijo...

Pues vaya. Me dejas plof... ¿Dónde voy a comprar yo ahora?

Al menos es primavera y el viernes ¡me voy de vacas!

Besos,

Eva dijo...

Es que solo entrar en este tipo de tienda tan vieja produce horror, no hace falta remodelarla y dejarla super fashion pero ... se le puede hacer un lavao de cara y cuando la gente deja de ir a una tienda generalmente es porque los propios dueños ya desprenden olor a aburrimiento y cansancio a: no me gusta ya lo que hago y eso se nota.

Food and Drugs dijo...

Merce:
El pez grande se come al chico, pero sigue hambriento.
;-)
Besos

Arancha:
Está ahí la semana santa para hartarse de patear el centro comercial
;-)
besos y que disfrutes

Eva:

Esta tienda era de las típicas en la que la relación dueños-clientela era muy estrecha. Hoy en día la gente huye de eso como de la peste.
Besos y gracias por visitar este pizpireto blog.
;-)